Buscar
  • Revista Encuentros

8 tips para vencer la pereza en esta cuarentena

Actualizado: may 5


En esta cuarentena es muy fácil que a causa del encierro entres en un estado de desidia, ocio, aburrimiento o desmotivación, y por ende la pereza te invada. El estar tanto tiempo en casa te puede llevar a recostarte en el sillón, prender el televisor y no moverte de ahí en todo el día.

El resultado de no hacer eso que tienes que hacer o hacerlo con desgana, tiene consecuencias directas sobre tu calidad de vida. Además, el sentimiento de culpa por no ser capaces de vencer la pereza afecta tu autoestima.

La pereza tiene que ver mucho con la procastinación («dejar para luego lo que tendrías que hacer ahora»,) a todos nos ha pasado, luchamos contra ella día a día desde que suena el despertador en las mañanas. La diferencia la hará la capacidad que tengas de vencerla y qué tan seguido dejas que domine tu vida.

Vencer la pereza es bastante más fácil de lo que puede parece. Toma la decisión de hacerlo practicando estas sencillas estrategias.

1. Pregúntate ¿Si lo dejo para después será más fácil?

Si la respuesta es NO, eso hará que lo hagas en ese momento. Por ejemplo: Después de cenar tienes que lavar los trastes, pregúntante: ¿Será mejor que los lave mañana? La respuesta será No, porque mañana se juntarán con los trastes del desayuno, entonces será mejor que inviertas 15 minutos en ese momento para que no se junte el trabajo por la mañana.

2. Motívate:

Ponte un pequeño premio para después de que realices esa tarea. Por ejemplo: Después de que termine de lavar los trastes de la cena podré ver el capítulo de mi serie. Esto te ayudará a que no procastines y hagas más rápido tu tarea.

3. No pienses en hacer las cosas

Lo peor que puedes hacer cuando algo te da pereza es pensar. Si piensas, seguramente empezarás a sabotearte a ti mismo, encontrarás excusas para no hacer lo que tienes que hacer. Por ejemplo: Si suena el despertador y te quedas en la cama pensando «¿Debería salir hoy a correr?» entonces lo más fácil es que encuentres cualquier justificación para no salir, «dormí muy poco», «está lloviendo», «hace frío», «hace mucho calor» etcétera.

4. Déjalo todo preparado desde un día antes

Una de las cosas que más da pereza es preparar todo para comenzar a hacer la tarea. Por ejemplo. Si vas a ir a correr mañana temprano, es mejor que dejes tu ropa deportiva preparada desde hoy en la noche para que mañana no haya pretextos de que se te hizo tarde.

5. Alimentate bien

La pereza la combaten mejor las personas que se sienten activas y con vitalidad, para ello es muy importante elegir bien los alimentos que te darán energía. Cena ligero, come 10 almendras o nueces durante el día como snack en lugar de comerte un paquete de galletas. Evita los alimentos procesados, harinas, disminuye tu consumo de azúcar y reemplázalos por frutas y verduras. Te sentirás con más vitalidad.

6. No duermas demás:

En ocasiones, después de una noche larguísima de sueño, te encuentras aún más abatido. Quizá en estos días vas de la cama al sofá y del sofá a la cama, en un estado de pereza y cansancio al que no le encuentras explicación. Los expertos llaman a este estado ‘la resaca del sueño’ Para entenderlo mejor debemos saber que la persona pasa por cinco ciclos de sueño cada noche y cada uno de esos ciclos dura 90 minutos. Cuando el sueño se extiende más horas, estos ciclos se alargan y despertarse en mitad de uno de ellos es la explicación” de esa ‘resaca del sueño’.

7. Bebe agua:

Bebe 2 litros de agua al día. Beber agua en el día te protege contra la deshidratación. Aunque una deshidratación leve represente solamente 1 o 2% de pérdida del agua corporal puede disminuir tus reservas de energía y hacerte sentir cansado.

8. Ejercítate:

A más ejercicio, más energía y en consecuencia menos fatiga. Las personas cansadas generalmente no quieren realizar ejercicio. No necesitas correr 10 kms para sentir más energía, con 20 minutos de una actividad física que te guste hacer en casa es más que suficiente, puedes bailar, o hacer bicicleta fija. Elige un tiempo consistente en que puedas ejercitarte diario. Haz que tu objetivo sea hacer ejercicio por lo menos cuatro días a la semana y nunca estar más de un día sin hacer ejercicio. De esa manera en 21 días formarás un hábito.

21 vistas

2019 Hombre Nuevo +