Conchita Armida, la primera mexicana laica beatificada

Actualizado: ene 7


María Concepción Cabrera de Armida o Conchita (nombre con el que fue conocida), nació el 8 de diciembre de 1862 en el seno de una familia acomodada pero sencilla en la Hacienda de Jesús María en San Luis Potosí, México.

Fue una niña sencilla y traviesa como cualquier otra; refiere la misma Conchita: “Desobedecía a mis padres, les pegaba a mis hermanos, me robaba el dulce y la fruta, sin embargo, profesaba un amor especial a la Eucaristía”.

El 8 de noviembre de 1884, a los 21 años, se casó con Francisco Armida en la Iglesia del Carmen. El matrimonio tuvo 9 hijos. El 17 de septiembre de 1901 murió Francisco Armida. Tras quedar viuda, se dedicó a apoyar el estudio de sus hijos, nunca entró a la vida religiosa. Su primera obra fue el Apostolado de la Cruz en 1895.

Combinó la vida marital con una vida laica espiritual. Al respecto, Conchita decía: “A mí nunca me inquietó el noviazgo en el sentido de que me impidiera ser menos de Dios. Se me hacía tan fácil juntar las dos cosas. Al acostarme, ya estando sola, pensaba en Pancho y después en la Eucaristía, que era mi delicia. Todos los días iba a comulgar y después a verlo pasar. El recuerdo de Pancho no me impedía mis oraciones, me arreglaba y componía sólo para gustarle a él, iba a los bailes con el único fin de verlo. Todo lo demás no me importaba”.

Conchita escribió un legado teológico de sesenta y seis volúmenes manuscritos, el cual representa una obra tan amplia como la de Santo Tomás de Aquino.

Fundó comunidades para laicos, sacerdotes y religiosas:

a) El Apostolado de la Cruz. Para laicos, sacerdotes religiosos, religiosas y obispos. b) Las Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús. Religiosas contemplativas. c) La Alianza de Amor con el Sagrado Corazón de Jesús. Laicos. d) La Fraternidad de Cristo Sacerdote. Es una asociación de sacerdotes tanto seculares como religiosos. e) Los Misioneros del Espíritu Santo, sacerdotes religiosos.

Su muerte y su proceso de beatificación

Murió el 3 de marzo de 1937, a la edad de 75 años. Actualmente, sus restos mortales se encuentran en la cripta del Templo San José del Altillo en la Ciudad de México.

La Congregación para las Causas de los Santos aprobó el decreto el 27 de febrero de 1986. El 19 de octubre de 1999 el Cardenal Alfonso López Trujillo, declaró que: “La Sierva de Dios, María de la Concepción Cabrera, había observado las virtudes teologales, las cardinales y las anexas a éstas en forma heroica”. Fue reconocida como Sierva Venerable en Roma el 20 de diciembre de 1999 por el Papa Juan Pablo II.

El poeta Javier Sicilia escribió el libro Concepción Cabrera de Armida: La amante de Cristo, publicado por el Fondo de Cultura Económica en 2001.

El sábado 4 de mayo de 2019, en la Basílica de Guadalupe se llevó a cabo la ceremonia de beatificación fue presidida cerca del mediodía por el Cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, y participaron más de 80 obispos.

Previo al inicio de la Misa se realizó el rito de beatificación en la que se leyó la carta apostólica enviada por el Papa Francisco. Posteriormente, entre los aplausos de miles de fieles al interior de la Basílica, una reliquia de la beata (una venda con su sangre) fue llevada en procesión hacia el altar por su nieta, la Hermana Consuelo Armida, y Jorge Guillermo Treviño, la persona que recibió el milagro por su intercesión.

Si quieres conocer más de su biografía:

https://www.youtube.com/watch?time_continue=1088&v=BEgTCEzWOgU

Fuentes: https://www.24-horas.mx/2019/05/04/beatifican-a-concepcion-conchita-cabrera-de-armida-video/

https://contextoslapalabra.com/mexico/la-historia-de-milagro-de-conchita-cabrera-de-armida/

#espiritualidad

Grupo Encuentros /  21 631496  contacto@revistaencuentros.com.mx

Política de Privacidad

2020 © Todos los Derechos Reservados de Grupo Encuentros

Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.