La Cartilla Moral y la filosofía

Actualizado: ene 8


Me declaro incompetente para opinar sobre temas como el aeropuerto y el huachicoleo del que todo el mundo habla , no sé de aeronáutica, ingeniería civil, ni de ningún tema relacionado con hidrocarburos y por tal razón prefiero abstenerme de comentar algo que desconozco, sin embrago, La Cuarta Transformación tiene temas para todos, y es que como -Doctora en Filosofía- si de algo puedo hablar, y llevo varios años haciéndolo, en cátedra universitaria, corporativo y en medios de comunicación es de filosofía; así que cuando vi la portada de la nueva cartilla moral, mi corazón filosófico brincó, la palabra moral me supone sin duda algo de lo que me es posible opinar-.

Gran alegría me causo advertir que la cartilla moral está basada en la obra del “regiomontano universal” Alfonso Reyes, ilustre pensador mexicano cuyas “Obras completas” son una delicia de estimulación intelectual. Pero mayor regocijo me causó hallar una serie de conceptos inmateriales como el bien, la virtud, el alma, que la post-modernidad ha tachado de anticuados e improductivos, pero que en lo personal, considero se necesitan más que nunca. Y en nuestra sociedad mexicana tan polarizada entre la derecha y la izquierda, La Cartilla Moral recupera nociones que nos atañen a todos, no sólo como ciudadanos mexicanos sino como como seres humanos.

La lectura del texto es sugestiva, lejana… lejanísima a una postura de izquierda, La Cartilla Moral retoma conceptos propios de la filosofía clásica, Sócrates, Platón, Aristóteles, pero también alude a temas de la escolástica medieval en el pensamiento de autores como San Agustín y Santo Tomás de Aquino, razón por la cual, la Cartilla Moral de la Cuarta Transformación, comparte más fundamentos ideológicos con la Doctrina Social de la Iglesia, que con textos distintivos de la izquierda, entiéndase obras como “El Manifiesto del Partido Comunista”.

¿Por qué decidió la Cuarta Transformación abanderar su pensamiento con una Cartilla Moral como esta?, no tengo idea, sin embargo, considero que este texto puede ser el punto de unión -entre la izquierda y la derecha- que la sociedad necesita, al regresar a lo humano, a los conceptos trascendentales propios del hombre de los cuales nadie puede escapar, y que no distinguen, sexo, raza o clase social; todo hombre es Zoon politikón, (animal político) y agrega el Estagirita, “el que no vive en sociedad o es Dios o es bestia” por eso La Cartilla Moral nos debe interesar a todos porque como dice Montaigne, “aunque no te ocupes de la política ella se ocupará de ti”.

A continuación, comparto un breve análisis filosófico del texto.

Divida en doce puntos que velan por temas como: La moral, el bien, el cuerpo, el alma, los respetos morales, la familia, la patria entre otros, La Cartilla Moral comienza con una premisa de la filosofía clásica, que sostiene: la educación y el conocimiento son el bien, y la ignorancia es el mal, pero también retoma brevemente concepciones de mi personal predilección como la caridad y la virtud, las cuales son difíciles de entender sin aceptar conceptos anteriores como el alma y el espíritu, sorprendentemente la cartilla también habla de estos temas, así señala: “Al cuerpo pertenece cuanto al hombre es naturaleza; y al alma cuanto el hombre es espíritu”.

Está última, es decir, -el alma- permite diferenciar al hombre de la bestia, pues por medio del ejercicio de la virtud, es posible agregar a nuestra vida el tan necesario equilibrio, la proporción y la armonía que la civilización necesita, pues “en todo caso, cultura y civilización, creaciones artísticas, conocimientos teóricos y aplicaciones prácticas nacen del desarrollo del espíritu” así, señala La Cartilla Moral “cuando se pierde de vista la moral cultura y civilización degeneran y se destruyen a sí mismas”, de ahí la gran importancia del espíritu y sus facultades.

Otra gran sorpresa en el texto pronunciado por la Cuarta Transformación es el que podemos hallar en el punto número cuatro de la Cartilla y que hace alusión a los “mandamientos de la religión”, los cuales, señala: “Estos respetos (refiriéndose a la práctica del bien) equivalen a los “mandamientos” de la religión. Son inapelables; no se les puede desoír sin que nos lo reproche la voz de la conciencia, instinto moral que llevamos en nuestro ser mismo.” Y agrega, “La humanidad no podrá subsistir sin obediencia a los respetos morales”, y afirma que el solo hecho de actuar bien nos permite ser más felices.

En el quinto punto de la Cartilla Moral, observamos una lista de mandamientos de la moral que especifican los respetos que se debe tener para una correcta práctica del bien:

1. El primero, el respeto a sí mismo el cual evoca el concepto clásico de dignidad y señala “el hombre debe sentirse depositario de un tesoro, en naturaleza y en espíritu”, por tanto -siguiendo el texto- es nuestro deber el conservar y aumentar en lo posible el bien para nuestro cuerpo y para nuestra alma.

2. Le sigue el respeto a la familia pues “no hay persona sin sociedad, no hay sociedad sin personas”, la Cuarta Transformación establece a la familia como la escuela del mutuo perfeccionamiento, entre padres, hijos, hermanos y demás miembros.

3. El texto establece que en torno al círculo del respeto familiar se extiende el respeto a la sociedad, este nos obliga a la urbanidad y a la cortesía, nos invita al compañerismo, la solidaridad y el altruismo, asimismo, el respeto a la ley y al derecho es de gran importancia pues el derecho “procura establecer la justicia en los tratos y compromisos de los hombres” al tiempo que constituye el armazón que sostiene a la comunidad asegurando la equidad y garantizando la libertad.

4. El respeto a la Patria va acompañado del sentimiento del amor, pues “la paz como la democracia, sólo pueden dar frutos donde todos la respetan y la aman.”

5. El respeto a la sociedad humana, extiende el respeto moral a la humanidad, el amor a su cultura, tradiciones y esperanzas, fruto de su trabajo y esfuerzo constante.

6. El respeto a la naturaleza, morada humana y escenario de nuestra vida presupone la conservación ecológica y nos invita a la “contemplación amorosa que contribuye a nuestra felicidad y que desarrolla nuestro espíritu de observación e inteligencia.”

Así, el respeto es el centro de la Cartilla Moral, sin éste, nuestra vida sería imposible, sin respeto nos destruiríamos en rebeldías estériles y en cóleras sin objeto.

#cartillamoral #filosofía #PattyGarza

Grupo Encuentros /  21 631496  contacto@revistaencuentros.com.mx

Política de Privacidad

2020 © Todos los Derechos Reservados de Grupo Encuentros

Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.