Alto riesgo por conducir cuando se ha bebido


Los incidentes viales relacionados con la conducción de vehículos en estado de ebriedad son un uso nocivo del alcohol y el riesgo de sufrir un siniestro mortal es 17 veces mayor para una persona que conduce bajo estas condiciones de acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Es por ello que la Fundación de Investigaciones Sociales A.C. (FISAC) propone el trabajo de prevención interinstitucional, que se ha realizado con el Programa nacional de alcoholimetría Conduce sin alcohol como modelo a seguir en México, ya que se ha involucrado al gobierno, iniciativa privada y sociedad civil para desarrollar estrategias encaminadas a un mismo objetivo: “salvar vidas”.

En un análisis que FISAC realizó en colaboración con Global Mind de 1997 a 2015 sobre los accidentes vehiculares relacionados con el consumo de alcohol, con base en datos del INEGI, se encontraron los siguientes hallazgos:

  • Los accidentes asociados al consumo de bebidas alcohólicas han pasado de representar el 12% en 1997; 15% en el año 2000 y, finalmente, al 6% en el año 2015.

  • En el año 2001 se registró una tasa de 61 accidentes positivos en consumo de alcohol por cada 100 mil habitantes. Para el año 2015 fue de 18 accidentes positivos en consumo de alcohol por cada 100 mil habitantes, lo que representó la vigésima parte del valor de la tasa de accidentes totales vs población.

  • En nueve de cada diez casos, los accidentes corresponden con una falla humana, regularmente asociada a los excesos de velocidad (la distracción con teléfonos celulares al conducir es una causa que aún no se mide). Entre el resto de las razones (45%) destaca la mala condición de las vialidades (2.4%), errores de peatones o pasajeros (1%), y fallas de los vehículos (0.8%).

  • El Programa Nacional De Alcoholimetría Conduce Sin Alcohol ha mostrado ser una de las medidas más costo-efectivas, ya que en tres años (2014 a 2017) redujo en aproximadamente 35% el número de accidentes de tránsito ocasionados por manejar y tomar.

Las personas deben conocer las leyes vigentes, además de ser conscientes de las razones del por qué beber y conducir es un comportamiento temerario y con ello percibir el alto riesgo al que se exponen; involucrando en ocasiones a terceros (conductores, peatones, ciclistas, motociclistas).

No olvidemos que aún en cantidades relativamente pequeñas, el conducir cuando se ha bebido, aumenta el riesgo de verse relacionado en incidentes viales que pueden ser totalmente evitables si seguimos la recomendación de #CeroAlcoholYVolante.

*CAS: Concentración de alcohol en sangre. Twitter, Facebook e Instagram: Mitos Alcohol

Contacto de prensa: Janet Sánchez Quintos, jsanchez@fisac.org.mx, 55459510 ext. 214

Acerca de FISAC

La Fundación de Investigaciones Sociales A.C. (FISAC), es una organización de la sociedad civil fundada en 1981, cuya misión es promover un cambio cultural de responsabilidad con la sociedad en el consumo de bebidas con contenido de alcohol, a través de la educación para el cuidado de la salud y la vida. Está conformada por las principales empresas comercializadoras de vinos y licores que operan en México y otros aliados estratégicos: Bacardí y Compañía, Beam Suntory - Tequila Sauza, BLN, Brown Forman México – Casa Herradura, Campari México, Pedro Domecq, Diageo México, Grupo Televisa, José Cuervo, La Madrileña, Moët Hennessy de México y Pernod Ricard México.

FISAC trabaja fundamentalmente con 4 ejes rectores: no alcohol y volante, cero consumo de alcohol en menores de edad, respeto a la abstinencia y moderación en el consumo. El trabajo de la fundación es a través de campañas de concientización, talleres de prevención para jóvenes, así como cursos de capacitación para prestadores de servicios.


1 vista

Grupo Encuentros /  21 631496  contacto@revistaencuentros.com.mx

Política de Privacidad

2020 © Todos los Derechos Reservados de Grupo Encuentros

Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.