Helios Herrera


Asesor de negocios, conferencista y motivador tiene más de veinticinco años dando cursos en empresas “AAA”, actualmente está considerado como el motivador más influyente en el mundo de los negocios en toda América Latina, ¿su objetivo? Vincular desarrollo humano a la productividad, con resultados reales.

Conoce su historia, tropiezos y claves para el éxito (además es “guapito”).

¿Cómo te das cuenta de que existía la oportunidad de vincular el desarrollo humano a la productividad? Háblanos de tus inicios

Yo quería ser actor, desde muy chavo tenía veta de liderazgo e histrionismo, mi mamá no estaba muy de acuerdo, por aquello de: “De eso no vas a vivir”. Hacía pantomima, teatro en la calle y lo que quería era influir en la gente y activar en ellos un cambio, pero no encontraba el conecte con la gente, y muriéndome de hambre… Literal, porque la actuación no te da para vivir muy bien y menos en esos niveles, caí en una empresa que vendía cosméticos, perfumes y cosas por el estilo y ahí me encontré a un conferencista motivacional y dije: “Wow, de aquí soy”.

Encontré el ambiente correcto para transmitir mensajes que generaran conducta y de ahí pa’l real. Estuve dos años de chalán recogía sus trajes de la tintorería, tenía 17 - 18 añitos. Aprendí, llegó el momento en el que el maestro ya no tenía todas las respuestas; brinqué al maestro para ir a la fuente directa que son los libros y me metí a cursos. Mi formación fue autodidacta, seleccioné clases clave de las carreras de psicología y administración y me di de alta como oyente. Tuve que ser muy selectivo porque no tenía tiempo de estudiar una carrera, yo ya vivía de eso, y tenía un cliente relacionado con el tema.

¿Qué es la pobreza? y ¿cómo se combate?

La pobreza es ignorancia, es una directa relación, cuando no sabes cómo, no puedes tener abundancia de ningún tipo, puedes tener una pobreza espiritual o material, pero si quitas la palabra pobreza y metes la palabra ignorancia: material, espiritual, intelectual, te vas a dar cuenta de que ésta es la manifestación de la ignorancia. Tu puedes generar toda la riqueza que quieras en todas las facetas de tu vida cuando sabes cómo y empiezas a aprender y practicar.

¿Cuál es el punto de quiebre en tu carrera, en el que te das cuenta de que hay un antes y un después?

No, no hay tal ¿eh? Mi carrera se ha construido a un paso veloz pero sostenido, no ha habido saltos cuánticos, lo que pasa es que soy muy trabajador, hemos tenido muchísimos proyectos, y de repente pues pegan 4 ó 5 la clave es no dejar de producir, de innovar y de hacer cosas, y así las puertas se abren.

Para ponerte un ejemplo: el primer proyecto que hice fue un audio libro, porque creía que la gente no leía y entonces supuse que con un audio libro iba a ser un éxito… ¡Pero no! Fue un rotundo fracaso, pero luego intentamos un libro y luego pensamientos y reflexiones, hoy tengo 5 libros 7 dvds y ninguno me ha generado un salto cuántico pero todos suman y soportan.

En este sentido, mi carrera se ha dividido en dos, la primera parte yo quería trabajar con personas, mi idealismo de chavo era transformar vidas y dábamos seminarios a familias, pero nos encontrábamos con que la gente cambiaba pero no cambiaba su entorno y volvían a sus viejos atavismos, y paradigmas esto me frustraba y frustraba a la gente. Empecé a trabajar sólo en las empresas con un ambiente controlado, un horario y encontré que al menos en este código y espacio definido, se dan cambios tangibles.

Y esa fue una gran decisión, después vino el mundo de las empresas con sus congresos y convenciones que yo no tenía bendita idea de que eso existía, pero no fue difícil entender este mundo, ya que cuando era niño mi mamá tenía una fábrica de chocolates me sentaba en un escritorio y veía cómo se hacían los negocios, desarrollar una fórmula para hacer chocolates para que produjera rendimiento, era algo cotidiano, por lo que entrar al mundo empresarial fue sencillo.

Entendí lo que hay detrás de las convenciones, el por qué llevas a quinientos vendedores en Acapulco o a Cancún, los encierras en un salón y tratas de transmitirles mensajes, no se trata sólo de llevarte el mensaje y la foto de la playa. ¡No! Las empresas no buscan entretener a su gente, si no generar conductas enfocadas a la productividad. Así se alinea mi visión de vida que es vincular el desarrollo humano a la productividad y ¿qué es vincular el desarrollo humano a la productividad? Generar conductas y yo creo que sí ahí hay un segundo nivel en mi carrera; el tercero sin duda alguna cuando me empiezan a invitar como líder de opinión, o colaborador en los medios de comunicación, además que soy guapito (ríe).

¿Cuál ha sido tu mayor satisfacción?

Hay muchas, ¡uyyy! Muchísimas, este negocio es muy bonito porque puedes ver cómo tu trabajo diario impacta a las personas. Pero no te puedes creer el todopoderoso de que por ti la gente cambia, porque si crees eso, se te sube la mierda a la cabeza, te paras en el ladrillo y te mareas. Realmente somos una herramienta de algo más grande, somos utilizados cada vez que subimos al escenario… Yo siempre digo que se imaginen que van en un barco y que te encuentras con una piedra gigante que te obliga a cambiar tu rumbo (esa piedra soy yo) 3 ó 4 grados te hago las preguntas correctas y cambias tu rumbo. Hay personas que se encuentran con la piedra, y la brincan y siguen su mismo camino y hay muchas otras que se siguen derecho con este nuevo rumbo y pasan cinco, diez o veinte años y llegaron a puntos bien distintos en sus vidas, la mayor satisfacción es ver que hace 10, 15 o 20 años estuviste en el momento correcto para generar el cambio de rumbo en la vida para algunas personas.

¿Este vincular el desarrollo humano a la productividad, no podría ser la clave fundamental para políticas públicas y así generar un cambio en nuestro país?

Sí. Hemos trabajado con muy poquitos gobiernos hace apenas dos o tres años y los gobiernos empiezan a ver en el desarrollo de la gente una herramienta de productividad real, de aquí a que los grandes gobernantes o políticos lo vean, pero no han visto como alinear sus objetivos políticos con sus equipos. Empiezan apenas a apostar al individuo como parte de un engranaje más grande y esto es definitivo, a mejores personas, mejores trabajos, a mejores trabajos, mejores ciudades a mejores ciudades, mejores países y hay que empezar por algún lado. Mi camino fue por el mundo corporativo. Hay un despertar está de moda el “bien estar”, “el bien ser” la gente está ávida de información y conocimiento, se están haciendo conscientes de esto y se dan cuenta de que ya no quieren ser si ya no quiero ser pobres e ignorantes y desean abundancia tienen que ir al conocimiento, y así dejar de ser ignorantes.

En el decálogo del éxito

Alguna vez vi un decálogo del éxito y el primer paso decía: -Cásate con la persona correcta- ¿qué piensas de esto?

Yo tendría que decirte primero construye de ti mismo la persona correcta, por que la gente se casa con la pareja para la que te alcanzó. Entonces, por mucho que yo encuentre a la persona correcta, pues falta mucho para que yo sea también la persona correcta en su vida y para ser la persona correcta debo trabajar primero en mí, si no yo no voy a ser su persona correcta.

¿La familia es pieza clave para el éxito?

No, no necesariamente, no para el éxito conozco gente muy exitosa que la familia es de las cosas que más descuidada tiene, pero sí creo que para la felicidad es fundamental. Esto es una cuestión de valores y conozco gente muy exitosa, con una situación familiar significativa, para mí el –valor familia- está por encima del -valor pareja-, llevo 25 años de casado, con una familia que estamos haciendo que funcione. En mi testimonio personal las crisis de pareja se han subsanado porque ponderamos el valor de la familia por encima del valor de la pareja y entonces el valor familia nos ha obligado a hacer lo que tenemos que hacer en la pareja y en lo personal. Y hemos decidido mantener esta cohesión a capa y espada.

¿Cómo defines la estupidez?

La estupidez es falta de ganas de hacer las cosas, aun teniendo la capacidad y creo que se combate con conciencia. Cuando no tienes ganas de hacer la cosas aunque tengas la capacidad de hacerlas.

¿Qué le puedes aconsejar a las mujeres que se encuentran en la disyuntiva de formar una familia y tener hijos o éxito profesional?

La mujer debe anteponerse como individuo en su lista de prioridades, primero ellas como mujeres antes de la familia y el trabajo. Las mujeres están diseñadas para dar porque son dadoras de vida,y dan, dan, dan y dan, pero se dejan al final se quedan vacías y cuando son un cascarón vacío pues se van todo el mundo: se va el jefe, la familia y los hijos.

Cuando la mamá está bien como persona, puede nutrir bien a sus hijos y a su familia, y a su trabajo, por eso hablo de que deben anteponerse primero, desde luego esta perspectiva está llena de testosterona.

¿Qué sigue para Helios Herrera?

Estamos creando dos nuevos modelos uno www.cambiateelchip.com hay una serie de videos y de información hay muy pocos transformacionales asistidos con gente real y con resultados reales en América Latina, somos un grupo de 5 ó 6 speakers muy poderosos, con mucha trascendencia y muchos años de experiencia somos de los pocos que realmente ayudan a la gente a cambiar su sistema de creencias.

El otro proyecto que es el más sexy y el que más me mueve, es el de la certificación “E” www.despuesdelacarrera.com, que surge porque cuando los chavos salen de la carrera lo único que tienen es un título muy bonito que sólo sirve para colgarse en la pared y no están encontrando chamba. De los 3 millones de desempleados, 1 millón tiene título universitario en sus manos. Es muy doloroso. Así creamos la primera certificación en América Latina de competencias humanas y trabajo en equipo. Esto surge porque después de veintitantos años de trabajar con el corporativo y de criticar, el tema de que las universidades no hacen la chamba de preguntarle al empleador qué quiere, pues nosotros lo hicimos, dijimos: “- bueno tú universidad fórmalos en la parte técnica y nosotros vamos a hacer una certificación en la parte humana, para el 2019”.


Grupo Encuentros /  21 631496  contacto@revistaencuentros.com.mx

Política de Privacidad

2020 © Todos los Derechos Reservados de Grupo Encuentros

Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.