¿Tienes mamitis?


Algunas veces, personas adultas con los recursos personales suficientes para tomar decisiones importantes, no lo hacen de manera independiente porque necesitan el consejo, la aprobación y hasta el permiso de su madre antes de tomar una decisión. De manera simultánea, existe un apego físico y emocional entre la madre y el hijo adulto debido a que estas personas solo experimentan un nivel de seguridad apropiado si están cerca el uno del otro.

Para la mayoría de los niños de entre 0 a 6 años de edad, su madre es la única persona que los hace sentir totalmente seguros. Ella es su figura de amor y apego y es lo más natural. Idealmente la madre provee seguridad y confianza para que el niño esté en la vida, le ayuda a crear herramientas y recursos para ser autónomo, social y ser una persona segura de sí mismo. Pero no siempre ocurre así, hay madres que se relacionan con su hijo desde la necesidad de no estar solas, intentan complementar sus necesidades y vacíos emocionales a través de ser mamás, atando a su hijo a ellas de por vida, coartando sus roles como mujer, pareja, amiga, etcétera al colocar a su hijo como prioridad y única persona en su vida, el cual posteriormente por lealtad y de manera inconsciente, hará lo mismo con su propia vida en la etapa adulta.

Así pues la mamitis se crea a partir la infancia, los síntomas se manifiestan en el niño a través de un carác-ter retraído en la mayoría de los casos, baja maduración, falta de interés en socializar con otros niños y adultos, constantes berrinches y desplantes, una relación conflictiva y llena de rechazo hacia el padre y una sumamente abierta y apegada con la madre, entre otras características, actitud que permanece intacta hasta la edad adulta.

El siguiente test te ayudará a descubrir si tú o alguien que conoces padece de mamitis.

1. Aún vives con tu mamá porque:

a) No, ya no vivo con ella b) Mientras termino de ahorrar el dinero suficiente para el enganche de mi departamento c) Porque somos un gran equipo, nos queremos y necesitamos

2. La persona con quien más me comunico por whastsapp es:

a) Evito utilizar la aplicación b) Mi pareja, mis amigos y compañeros c) Mi mamá

3. La comida de mi mamá es la mejor en el mundo:

a) Lo pienso, pero me reservo el comentario cuando estoy comiendo lo que alguien más preparó b) Si, uso sus recetas para cocinar de vez en cuando c) Siempre se lo digo a mi pareja para que trate de mejorar la comida que prepara

4. ¿Quién lava tu ropa?

a) Yo b) La lavadora c) Mamá

5. ¿Cómo te dice tu mamá?

a) Hijo b) Por mi nombre c) Bebé, hijito, chiquito, mi vida.

6. Te ganas un viaje a Cancún para dos personas, te llevas a:

a) Tu mejor amigo b) A mi pareja c) A mi mamá

7. La persona más importante en el mundo es:

a) Yo b) Mis amigos c) Mi Mamá

Resultados

Mayoría de “a”

No tienes mamitis, incluso hay cosas de tu madre que repruebas y rechazas. Eres una persona autorregulada, determinante e independiente, pero en ocasiones exageras y eso puede llevarte a vivir con rigidez y afectar tus relaciones en general. Tu trabajo es reconciliarte con tu madre y crear un vínculo más cercano y afectivo.

Mayoría de “b”

Le das un buen lugar a tu madre. Cuando le pides opinión o consejo es porque te gusta conversar y compartir con ella. La escuchas y la tomas en cuenta, sin que te sientas obligado a hacer lo que ella dice. Tomas de ella lo que te es útil y lo que no te gusta simplemente lo dejas de lado sin discutir.

Mayoría de “c”

Diagnóstico: Mamitis aguda. Tu mamá es la persona más significativa en tu vida, la quieres mucho y es tu mejor amiga, pero tienes que vivir tu propia vida. Ten cuidado, hay gente que por la Mamitis aguda termina sin pareja, y sin una vida propia.

Es importante ayudar a los niños a desarrollar su creatividad, liderazgo y solución de problemas, sabiendo que están acompañados y contenidos por mamá, pero sin inhabilitarlos para estar en la vida. Para poder conocernos, madurar y descubrir cuál es nuestro potencial y misión de vida, debemos desapegarnos de nuestra madre, creando una distancia necesaria que nos permita vivir en un equilibrio de amor e independencia.

Cada uno de nosotros venimos a tener experiencias de vida que nos ayuden a crecer y evolucionar, pero debemos hacerlo desde nuestra propia fuerza y elecciones de vida.

El objetivo primordial como padres, debe ser encaminar a nuestros hijos a que encuentren su propio rumbo y disfruten de una vida plena. Nunca se debe tener un hijo para evitar sentirse sola.

Les resultará sorprendente ver cómo madurar y convertirse en una persona autónoma, provoca que nos relacionamos de manera más saludable y real tanto con mamá, como con las personas que amamos.

Karla Iliana Martínez

Psicóloga. Especialista en terapia sistémica de familia y pareja

Especialista en terapia de contención

5579099365

iliana.calidaddevida@gmail.com

#mamitis

23 vistas

Grupo Encuentros /  21 631496  contacto@revistaencuentros.com.mx

Política de Privacidad

2020 © Todos los Derechos Reservados de Grupo Encuentros

Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.