¿Conoces tu estilo amoroso? Descubre el tuyo y el de tu pareja


En nuestras relaciones románticas tendemos a querer a los demás y a esperar que ellos nos quieran de una determinada manera.

El amor tiene muchas formas distintas de manifestarse y cada uno tenemos una forma especial de experimentarlo, algunos por ejemplo prefieren las palabras cariñosas, otros los detalles, otros son más pasionales y se demuestran amor con muchos besos y caricias, otros prefieren las emociones fuertes.

Todos tenemos un estilo amoroso. Repetimos esta forma de dar recibir afecto. Hay una teoría que formuló el sociólogo canadiense John Lee y se refería a estos estilos como “los colores del amor” y el dice que hay 6 tipos de amor. Descubre cuál es el tuyo.

1. El amor lúdico. Viene de ludus (que significa juego), generalmente es amor de una noche, no hay ningún tipo compromiso; no guardan lealtad a la otra persona, suelen “tener un amor en cada puerto” y estas relaciones están caracterizadas por la variación y la inestabilidad, sólo busca la diversión. Pueden cultivar más de una relación al mismo tiempo. Aun cuando la relación es duradera, él o ella buscanencuentros fugaces durante el período de su relación. Nunca se enamoran, tienen un encuentro con diferentes personas cada dos semanas.

Un ejemplo de un amor lúdico en el cine es en la película “Relaciones Peligrosas” (1988), el vizconde de Valmont lleva ese estilo a extremos cuando seduce a la ingenua Madame de Tourvel, una mujer casada que cree en la santidad del matrimonio, sólo para probar sus dotes de Don Juan.

2. El amor pragmático. Se podría decir que es el amor “lista de requisitos” o una “lista de compra” de la pareja ideal, es un amor más racional. Se piensa en la pareja por la compatibilidad de la personalidad, los intereses, la educación, la coincidencia de valores y principios. Procura un buen padre o una buena madre para sus hijos y toma en cuenta la comodidad material. Está siempre lleno de preguntas. ¿Qué será lo que mi familia pensará? Si me caso ¿cómo estaré de aquí a cinco años?

Un claro ejemplo en el cine de este tipo de amor se puede ver en la película: "La boda de mi mejor amigo" (1998), con Julia Roberts. Michael ama a Julianne, pero decide casarse con Kimmy (Cameron Díaz) que es hija de un millonario.

3. El amor amistoso. Este amor nace del trato frecuente, sin que te des cuenta, surge de una manera gradual, nace como una amistad. Lo que cuenta es la confianza mutua y los valores que comparten, suele ser un amor duradero.

Un ejemplo del amor-compañero es el clásico "Bonnie and Clyde", de 1968, que cuenta la historia verídica de una pareja de gangsters, en los Estados Unidos de la década de los 30. Estaban enamorados, amaban el riesgo y desafiaban la ley y se considera la pareja de criminales más legendaria de la historia.

4. El amor erótico. Es un amor apasionado, unido a una fuerte atracción física y deseo sexual. Ocurre de repente, como un flechazo, dicen sentir una poderosa e inmediata atracción física inesperada. Ambos no pueden controlar ese sentimiento intenso, casi irracional. Es caracterizado por la picardía, la insinuación. Estos elementos dificultan que se pueda mantener una relación estable y recíproca. Ese es el amor que sirve de tema en nueve de cada diez películas de Hollywood.

Un ejemplo de el amor erótico es en la película “El Paciente Inglés” (1996), que retrata la trágica pasión de un cartógrafo húngaro por la bella esposa de un explorador ingles en la víspera de la Segunda Guerra Mundial.

5. El amor obsesivo: Es un amor tipo “montaña rusa”, un día en el paraíso y otro en el infierno. Es el enamoramiento celoso. Está tan obsesionado por su amor que no puede pensar en otra cosa. Generalmente padece de agitación, pérdida de sueño o del apetito. Estas personas están sedientas de afecto y el menor signo de frialdad o falta de atención por su pareja, siente gran ansiedad y sufrimiento. Son capaces de hacer locuras para llamar la atención del ser amado. A menudo, sienten que no valen nada si no son correspondidos. Tiene tanto miedo de que su pareja le abandone, que el ser amado acaba por irse de verdad.

El "Otelo", de William Shakespeare, muestra una relación de este tipo que acaba trágicamente. Muy rara vez esta historia acaba bien.

6. El amor altruista: Es un amor desinteresado, centrado en la otra persona. El altruista piensa en el otro, se centra en hacer cosas por y para la pareja, donde no se busca la reciprocidad. Quien practica este estilo de amor se entrega totalmente a la relación y no le importa echar mano de cualquier cosa con tal de satisfacer ciertas voluntades (incluidos caprichos) de la persona amada.

Un ejemplo del amor altruista en el cine es el personaje de Teresa en la película “La insoportable levedad del ser” (1987), adaptación del libro de Milan Kundera. Por amor, ella soportaba la infidelidad de su amado, Tomás.

¿Cuál es tu estilo de amor? ¿Ya lo identificaste? Se puede tener una mezcla de varios tipos de amor. Se ha visto que las relaciones de pareja basadas en estilos amorosos similares tienden a durar más, generalmente las personas buscamos a una pareja con nuestro mismo estilo amoroso porque es muy agradable sentir que la otra persona es parecida a ti y esa sensación transmite seguridad y confianza. Ahora que ya conoces tu estilo afectivo te será más fácil encontrar a tu pareja ideal.

Fuente:

Una mochila para el universo. Elsa Punset. Editorial Diana.

#tipodeamor #amorypelículas

Grupo Encuentros /  21 631496  contacto@revistaencuentros.com.mx

Política de Privacidad

2020 © Todos los Derechos Reservados de Grupo Encuentros

Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.