¿Tu niño interior llora?


Quizás en alguna ocasión has oído hablar del niño interior. Es un tema del que se habla cuando una persona comienza a profundizar en el conocimiento de sí mismo.

El niño interior como entidad física no existe como tal, pero podemos recurrir a una fotografía o la imagen que tenemos del recuerdo de nosotros entre los cero y siete años de edad. Es ahí donde radica la esencia de cada persona; La alegría, la espontaneidad, la capacidad de entrega, la confianza, el amor a sí mismo y hacia los otros, la inocencia, la sencillez, etcétera.

También es ahí donde se generan las heridas que marcan de manera definitiva las etapas posteriores a la infancia, la forma en que sostendremos nuestras futuras relaciones y nuestro comportamiento en general.

Trabajar con el niño interior, significa trabajar con el alma. Es ir al encuentro consigo mismo estando dispuesto a perdonar, a soltar resentimiento, miedos y tristeza para acomodar lo que pasó y darle un lugar sin juicio hacia los padres, personas que lo lastimaron y lo más importante, sin juicio hacia sí mismos.

El primer paso para sanar el niño interior, es reconocer que está herido. Veamos que tan herido se siente tu niño interior:

Test. ¿Qué tan herido está tu niño interior? 1. ¿Cuando te preguntan si te gustaría regresar a tu infancia. Piensas:

a) Nunca

b) “No es posible” y te plantas en tu realidad

c) Hay etapas lindas, pero estoy en una buena etapa ahora

d) Daría todo por volver a esa etapa

2. La relación con tus padres es:

a) No les diriges la palabra.

b) Cuando estás con ellos, terminas peleando por cosas que ya pasaron

c) Los visitas de vez en cuando y la pasas bien incluso cuando hablan del pasado

d) Aún vives con tus padres

3. Tu madre necesita ayuda con el tema de tecnología:

a) No tienes por qué ayudarla, que lo resuelva con ayuda de alguien más

b) Le dices que sí, pero no te das el tiempo para hacerlo.

c) Le ayudas con lo que necesita y le explicas qué hacer para que lo resuelva ella misma en futuras ocasiones.

d) Lo haces con gusto y es agradable saber que te necesita

4. Es la tercera vez que tu pareja cancela por trabajo un plan que tenían juntos

a) Explotas y le dices que es igual a tu padre

b) Te quedas en silencio y te muestras indiferente en los próximos días

c) Le haces saber que sientes frustración y que lo que hace te desagrada bastante

d) No te importa y recurres a hacer un plan con tu familia.

5. Tuviste un día complicado, es medianoche, te acabas de acostar cuando una amiga deprimida te llama:

a) Le haces ver que es un poco tarde para hablar

b) Le escuchas porque no quieres que deje de ser tu amiga

c) Le das algunos consejos y le propones seguir conversando a la mañana siguiente

d) Pides un taxi para llegar lo más pronto posible con ella

6. Debes trabajar con alguien que tiene fama de ser poco eficiente. Piensas:

a) ¡Qué horror! ¿Por qué siempre me pasa esto a mi?

b) Haré solamente lo que me toca porque eso es lo justo.

c) Me gusta ese reto, pondré lo que está de mi parte para que todo salga bien

d) Le enseñaré cómo hacer el trabajo y en conjunto lo lograremos

Para ti la felicidad:

a) Depende de los demás.

b) Depende del destino.

c) Depende de uno mismo

d) Depende de Dios

Resultados:

Perfil mayorías A Eres poco tolerante. Sientes que tus circunstancias de vida han sido difíciles e injustas. Aún no perdonas el maltrato que viviste en la infancia e inconscientemente te la pasas cobrándolo a los demás, provocando sufrimiento para ti mismo. Es momento de que reencuentres a tu niño interior y te hagas cargo amorosamente de él.

Perfil mayorías B

Reconoces que en tu infancia hubo cosas lindas, otras no. Vives de manera indiferente las vivencias desagradables para no darles peso, pero en el fondo lo tienen y es importante reconocerlo y trabajarlo. Tú vida tendrá más calidad y bienestar si te atreves a acrecentar tu relación con tu niño interior. Perfil mayorías C Tienes una buena relación con tu niño interior. Buscas el equilibrio y estabilidad a través de ti mismo porque ya has trabajado en tu propia maduración. Tienes buenos recuerdos de lo que viviste, pero no lo añoras porque has construido bienestar para tu presente. Sigue trabando en el conocimiento de ti mismo.

Perfil mayorías D

Tu niño interior y tu adulto exterior son casi de la misma edad. Te has quedado con el deseo de seguir siendo niño. Eres complaciente con los otros con tal de obtener afecto, reconocimiento y falso valor. Es importante que trabajes en tu autoestima y autenticidad. Necesitas crecer y hacerte consciente de que vivir así, significa vivir limitado y no te permitirá madurar y crear verdaderas relaciones.

Estés donde estés no dejes de ponerte en contacto con tu niño interior. Se trata de una relación amorosa que fortalecerá tu autoestima, la confianza en ti mismo y seguridad para estar en la vida. Esto te permitirá disfrutar con más sencillez, espontaneidad, ligereza y libertad de tu vida.

Comparte conmigo tus experiencias con tu niño interior.

Karla Iliana Martínez Psicóloga. Especialista en terapia sistémica de familia y pareja

Especialista en terapia de Contención 5579099365 iliana.calidaddevida@gmail.com

#niños #niñointerior #testniñointerior

41 vistas

Grupo Encuentros /  21 631496  contacto@revistaencuentros.com.mx

Política de Privacidad

2020 © Todos los Derechos Reservados de Grupo Encuentros

Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.