15 tips para cuidar del planeta en familia


Cada ser humano deja una huella ecológica, ésta es un indicador del impacto ambiental generado por la demanda humana que se hace de los recursos existentes en los ecosistemas del planeta, relacionándola con la capacidad ecológica de la Tierra de regenerar sus recursos.

En los últimos 200 años hemos dejado una huella más destructiva que lo que lleva toda la humanidad existiendo.

Por eso es importante el adoptar un estilo de vida en familia, donde todos participen en el reciclaje, ahorro de energía y recursos. Enseñar a los niños a integrar estas costumbres y valores ecológicos como algo natural se puede hacer con acciones diarias. A continuación te dejo 15 sencillas acciones:

  1. Comprar sólo lo necesario. - ¿Mamá me compras el elefante blanco? -¿Y para que sirve? - No lo sé pero se ve bien bonito. Tener cuidado con no dejarnos llevar por la publicidad constante de cosas no vitales, además de que ayuda para el ahorro familiar.

  2. Productos reutilizables: Es muy cómodo limpiar con una servilleta de papel o un pañuelo deshechable y luego tirarlo, pero para fabricar una tonelada de papel virgen se necesitan 115.000 litros de agua. ¿Por qué mejor no de vez en cuando utilizar servilletas de tela? Así se reduce algo, digo, por aquello de que las mamás gritarán que ya no quieren lavar más. También podemos reutilizar los envases plásticos de los alimentos que se compran, sirven para no malgastar el alumino o el plastifilm. Que la familia se puso a dieta y tiene que tomar mucha agua, es mejor un termo que se rellene que estar comprando envases de agua a cada rato en la tienda, por más reciclable que digan que es el PET.

  3. Utilizar productos reciclados y reciclables. No son los “aliens” quienes nos invaden, sino los platos y vasos de “unicel” en todas las fiestas. Es tan cómodo usarlos, pero pensemos que tardarán 1000 años en el planeta para que se degraden completamente. ¿Por qué no mejor utilizar productos deshechables de cartón reciclado? ¡Ahhh! y otra más del plástico: cada bolsita que te dan en el mercado con tu fruta se tarda 150 años para degradarse. Es vital bajar el consumo de bolsas de plástico. Las bolsas de mandado como las que tenían las abuelitas son muy buenas y resistentes.

  4. Antes de tirar cualquier objeto pensar si se puede aprovechar. Los juguetes, celulares, computadores, ropa usada en buen estado, libros o utensilios domésticos pueden ser de utilidad a personas necesitadas, en muchas parroquias hay centros de acopio, así creces como una familia generosa y pensante.

  5. Separar los residuos en casa para facilitar el reciclaje. Separar se vuelve un hábito y llega el momento en que se hace de manera automática. Los desechos de comida (orgánicos) son totalmente degradables y sirven para hacer composta, no hay por que mezclarlos con cristal, cartón, aceites, baterías de coche, fluorescentes, restos de pinturas, radiografías, residuos informáticos, etc. que pueden ser reciclados y tener una segunda vida.

  6. Consumir frutas y verduras de temporada. Además de que son más baratas, se ayuda a la producción local. ¿Cómo es posible que en invierno se encuentren mangos? Esos mangos, o frutas hermosas, son producciones horto-frutículas intensivas que demandan grandes cantidades de agua y utilizan fertilizantes y pesticidas que contaminan el agua para poder ofrecerlo fuera de temporada.

  7. No descongelar los alimentos bajo la llave del agua. Es mucho más ecológico sacarlos del congelador el día anterior y descongelarlos en el refrigerador.

  8. Elegir productos de limpieza sin cloro y evitar detergentes con fosfatos y tensoactivos químicos. En familia es importante que todos ayuden en las labores domésticas, y se pueden hacer perfectamente sin ningún riesgo para los niños si se utiliza los tres ingredientes mágicos ecológicos: vinagre, bicarbonato de sodio y limón.

  9. Utilizar focos ecológicos: los focos fluorescentes consumen sólo el 20% de energía que las tradicionales y duran ocho veces más.

  10. Ahorrar energía eléctrica. No hay alguien en la habitación: se apaga la luz. Si no se usa la computadora: apagarla, si ya se cargó el celular: desconectarlo. Para los aparatos eléctricos una barra de contacto con interruptor permite que se apaguen y no tenerlos en stand by (con el piloto rojo encendido) ya que siguen consumiendo energía.

  11. Reducir el consumo de pilas. Además de contener sustancias tóxicas son poco eficientes y derrochan energía. O si la economía familiar lo permite, tener pilas recargables con su cargador.

  12. Cerrar las llaves del agua cuando no se necesite y controlar que no haya en la casa ningún grifo que gotee. Una gota por segundo supone 30 litros de agua al día. ¿Se acuerdan del ¡Ciérrale!?

  13. Baños cortos de no más de 10 minutos. Si el baño está calientito se pueden enjabonar y luego enjuagar. Pero si no, -y entendemos por aquello del frío-, el baño diario no debe ser más allá de 10 min. Se gasta gas que aumenta el calentamiento global, dinero y agua.

  14. No tirar por los desagües nada que no sea agua. Antiguamente era muy común tirar el aceite usado en el fregadero, y esto es altamente contaminante. Lo mejor es cocinar con poco aceite primero por salud y segunda para que no sobre. Pero si llegara a sobrar, hay de dos sopas: echarlo en un frasco de cristal y ese si, que se vaya al bote de los inorgánicos, o si la familia es un tanto alquimista científica loca puede hacer sus propios jabones con ese aceite.

  15. Compartir y cuidar la naturaleza. Cuidar las pocas áreas verdes que tenemos. Participar en jornadas voluntarias de limpieza de un parque. Una actividad familiar puede ser cultivar plantas, huertos. Picnics siempre y cuando se recoja la basura.

¿Qué te parecieron estas acciones? Compártenos que hacen en tu familia para conservar el medio ambiente.

Ayudemos a Dios como colaboradores de Su Creación, todavía no es tarde. Fuente: Greenpeace

#econotas #ecologia #medioambienteenmexico

13 vistas

Grupo Encuentros /  21 631496  contacto@revistaencuentros.com.mx

Política de Privacidad

2020 © Todos los Derechos Reservados de Grupo Encuentros

Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.