Autonomía emocional, respuesta para las mujeres de hoy


Mamá, profesionista y comprometida con las mujeres, ha escrito libros y da conferencias para que ninguna se sienta sola o relegada por el hecho de ser mujer o mamá soltera. Férrea luchadora de esta causa, ha apoyado y promovido leyes con dientes, para que la pensión alimenticia y el acompañamiento de los hijos sea una obligación y no una dádiva sometida a los juicios y quereres de los padres. Hoy July, también abre las puertas de su casa, vida y corazón.

En tus libros se nota una preocupación por el tema de la mujer, la mujer sola, la madre soltera, ¿a qué se debe?

Considero que hay que poner a las mujeres al centro de su vida, para desarrollar un gran poder personal, no hablo de autosuficiencia, ni de independencia económica, de lo que yo hablo es de autodependencia emocional y decidir conforme a lo que va mejor con nosotras mismas. Siento que cada vez más, las mujeres conquistamos nuestra metas y objetivos nuestros sueños, incluso muchas están llegando a posiciones de poder dejando a un lado la pareja y paradójicamente se colocan lejos del corazón de los hombres, pareciera que las mujeres autónomas son lejanas e inalcanzables.

¿Qué consecuencias ha tenido esto?

Este modelo ha generado o generó que nos esté costando encontrar varones o estabilizar una relación matrimonial incluso cuando sales a conquistar el mundo y tienes que ver con muchísima gente, desafortunadamente eso está provocando muchos desencuentros amorosos muy tristes, porque los hombres no están adaptándose a la dinámica de vida de las mujeres y nosotras no estamos sabiendo comprender que nuestras parejas, algunos hombres crecieron en un ambiente en el que sus madres estaban todo el tiempo presentes. Eso genera mucha tristeza e inestabilidad familiar. Porque dicen: bueno si yo también estoy aportando por qué no, él también puedes ser solidario conmigo para hacer labores domésticas.

¿Crees que no hay salida para estos nuevos modelos de relación?

¡Claro que hay salida! De hecho las generaciones de muchachas entre los 20 y 30 años ya están lidiando con varones cuyas madres también salieron a “rifársela”, a trabajar y a traer dinero a casa. Y ya vieron otro modelo de mujeres. Pero nuestras generaciones de madres de más de 50 años de edad, vimos a nuestras madres dentro de sus casas, esperando a sus hijos, desarrollando labores domésticas, un trabajo duro también, pero sin mucho lucimiento fuera de ella.

¿Entonces cuál sería el justo medio, para conciliar la vida familiar y laboral?

Ver desde ahora cómo estamos educando a nuestros hijos para asumir su responsabilidad como miembros de una pareja recíproca que está entendiendo la dinámica de las mujeres, porque las mujeres sí que tenemos una fuerte ingerencia en la vida profesional, sólo hay que ver la cantidad de mujeres egresadas de las universidades. Las mujeres están saliendo a ejercer lo que estudiaron. Si las mamás no educaron a sus hijos en la autonomía, son parejas que si se relacionan bien, va a tener que comprender un montón de cosas. Hoy en día nos estamos obligando a crear nuevas dinámicas y a romper con esquemas muy viejos y abrirnos a la seguridad de que se puede tener una buena pareja aunque tu mujer no esté constantemente en casa.

¿Por qué las mujeres buscan esta autonomía?

Porque queremos salir del ámbito familiar para aportar a la sociedad

Porque en muchos casos no es sólo un gusto, sino una necesidad para la mayoría, más del 70% de las mamás trabajan

Tiene que ver con abrazar la libertad y la responsabilidad de tu propio destino

Que no venga otro a decidir qué va a hacer con tu vida

Vencer el miedo a transgredir con nuestras propias creencias

Hay que entender bien el concepto autonomía, no quiere decir que sea autosuficiente económicamente, tener autonomía emocional, es consolidar la confianza en ti misma, tiene que ver con ser el centro de tus propias decisiones, de sentirte dueña de tu tiempo, sin estar peleada con tener vida en pareja. Antes si llegabas a los 30 y no te habías casado eras muy mal vista, eras la quedada y la solterona, como alguien que no pudo conquistar el amor de un hombre.

¿Qué parte de tu corazón y de tu vida te ha movido para hacer todo esto?

Pues yo estuve casada durante poco tiempo y luego pasé a formar la fila de los solteros, mi tema de vida se convirtió en darle significado a la maternidad sin pareja, ¿cómo le iba a hacer yo, para criar a una hija sin la presencia cotidiana de un padre? De ahí fue un tema propio, mi carrera como comunicadora me permitió traer esos temas a espacios públicos hasta que se convirtió en un libro. Luego tuve otra pareja con la que duré como seis años. Pero aquí el problema fue el de la autonomía, porque él creció en un ambiente tradicional y había como esta parte de no comprender con quien se estaba relacionando. Y de mi parte no entender de dónde él venía.

¿Estás buscando pareja nuevamente?

Es muy difícil que a mi edad me acople a una pareja que entienda mi dinámica de vida. Aunque si llegara alguien especial a mi vida, bueno. Tal vez, pero no, no realmente. Debemos recordar que se debe buscar una compañía contigo misma, que tu vida sea algo rico sin esperar a que otro venga a “hacerte feliz”. No tengo pareja, soy feliz, y no me siento sola. En algún momento analicé a las mujeres felices, algunas estaban casadas, otras no. El punto es que te des la oportunidad de valorar las cosas buenas que te da la vida.

¿Cuáles son tus tesoros?

Mis tesoros son mi familia, mis amigos, mi mundo interno, mi actividad profesional, lo que me gusta hacer, me he acostumbrado a vivir conmigo misma, para ver la parte positiva de ser mamá soltera y autónoma.

¿A quién admiras?

Admiro a las personas completas, admiré mucho a mis dos abuelas, una sola sin pareja con gran poder autónomo, excelente. La otra casada y mucho tiempo pensé que era muy codependiente, siempre pendiente de mi abuelo, pero conforme maduré entendí que era muy autónoma y que realmente amaba a mi abuelo. Admiro también a mi mamá por el gran corazón que tiene, y cómo se reconstruyó después de la muerte de mi hermano y cómo ayudó a mi padre. Su relación siempre amorosa, respetuosa y autónoma.

Has sido promotora de políticas públicas en favor de los niños hijos de mamás solteras, cuéntanos sobre ello.

Uno de mis proyectos de vida es ayudar a las mamás solteras a comprender cómo sobresalir, abro círculos de encuentros con ellas y me he dedicado a apoyar políticas públicas para estos grupos porque el 80% de las mujeres no cobran pensión alimenticia para sus hijos, muchas veces se tienen que insertar en las filas del desempleo, afortunadamente una mujer sale adelante como puede, gracias a Dios. Tenemos la capacidad por ver por los demás para contener y para no dejar sin alimento a nuestros hijos, en este país las mamás solas tienen la capacidad de sacar adelante a sus hijos. 1 de cada 3 familias en México pasan por esta situación.

¿Cómo van estas leyes y en dónde están funcionando?

La ley de jefas de familia, habla de recrudecer las penas de cárcel por padres que se desentienden de sus hijos en la Ciudad de México, la pensión alimenticia es un derecho, no una dádiva.

También en el Estado de México y a nivel federal ya hay una política en la que se les dan becas educativas a los hijos de madres solteras.

Yo sé que no logramos contener a nadie en la cárcel pero si no generas leyes con dientes y con consecuencias a los actos, la situación continúa.

Pareciera que ya lo has hecho todo en la vida, sin embargo siempre tiene nuevos planes, y proyectos ¿qué sigue?

Estoy por empezar el diplomado que se llama “Empezar de cero”, que va a ayudar a las personas a enfrentar pérdidas, desde el trabajo, un ser querido, al terminar tu carrera profesional y tienes que comenzar en el mundo laboral, la vida te pone en una situación límite, en donde ya nada volverá a ser igual, es como una ola que te revuelca y sientes que se te llenaron los oídos de agua salada, es en ese momento en el que pones a prueba todo lo que has aprendido, pues yo creo que todos podemos sacar la casta y ponernos en pie después de una situación en la que nos creemos perdidos. Debemos ser conscientes de que muchas veces debemos pasar por crisis para saber que podemos crecer como personas.

¿Si pudieras decidir por tu hija que le darías o pedirías?

Me gustaría que mi hija fuera una mujer autónoma, que pudiera decidir por sí misma lo mejor, sin que nadie la obligue a nada y sin que le importe lo que piense o decida otra persona. Que haga su propia vida, que sea feliz con lo que es y con lo que hace.

¿Cuál consideras tu mayor éxito?

Supe empezar de cero después del divorcio, ya que me casé en una época en donde el matrimonio se supone que duraría para siempre. Creo que si se hubiera reforzado ese proyecto estaría escribiendo de otras cosas y no de mamás solas. ¡¡¡Jajajajaja!!!

#mujeresfelices #Julietalujambio #autonomíadelamujer

Grupo Encuentros /  21 631496  contacto@revistaencuentros.com.mx

Política de Privacidad

2020 © Todos los Derechos Reservados de Grupo Encuentros

Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.