¿Tus hijos o tu esposo no te escuchan?


La comunicación asertiva es una de las herramientas que toda familia debería tener y fortalecer. Para lograrlo es importante que se desarrollen ciertas habilidades que deberían servir como base para crear un contexto que lo favorezca.

Asertividad.- El concepto se emplea en referencia a una estrategia comunicativa que implica establecer un vínculo en el que no se agrede al interlocutor, ni se queda sometido a la voluntad del otro u otros. Por lo tanto, se pueden comunicar pensamientos e intenciones y defender los intereses en común y propios. La asertividad tiene que ver con factores tales como el contexto, el tiempo, emocionalidad, historia precedente y la forma de actuar frente a situaciones.

Una vez leído esto, pregúntate lo siguiente:

¿En qué momentos me comunico asertivamente?

¿El proceso de comunicación en familia es asertivo?

Para que la respuesta a las preguntas sea “frecuentemente” se deben pulir ciertas habilidades de manera personal y luego en familia. A continuación te propongo 8:

  1. Escuchar: Considerado como arte, destaca el uso de todos los sentidos para atender a los demás, por ejemplo el sentido de la vista para ver el lenguaje no verbal (corporal), es decir la expresión corporal cuando se habla.

  2. Comprender: que se refiere a entender, justificar y/o contener algo, que ocurre cuando en el proceso interno de pensamiento hay claridad de lo escuchado o dicho.

  3. Reflexionar: es decir analizar algo con detenimiento y no opinar lo primero que ocurre en el pensamiento.

  4. Argumentar: sentar bases suficientes para opinar y mantener una opinión personal y no solo aceptar la opinión de los otros, sino aportar una

  5. Fomentar la inteligencia emocional: ya que toda comunicación tiene elementos emocionales que llegan a determinar la intención, el mensaje y el entendimiento del objetivo.

  6. Agregar vocabulario: condición indispensable para expresar de manera correcta y coherente lo que se piensa.

  7. Fortalecer la autoestima: para desarrollar la capacidad de expresar opiniones personales, argumentar y sostener desacuerdos con los demás.

  8. Responsabilidad personal: para asumir las consecuencias y repercusiones que tiene lo dicho, ya sea negativas y positivas.

Al fortalecer estos pasos en familia seguramente todos podrán desarrollar estrategias de comunicación asertiva que favorezcan relaciones sanas y que transmitan la bondad de vivir y crecer en la familia.

Finalmente recuerda esta máxima de Aristoteles:

“Educar la mente sin educar el corazón, no es educar en absoluto.

Para saber más.-

Ocampo R. N; Vázquez S., S. (2010) Método de comunicación asertiva: el método que acerca a las personas. 3ª Edición, México, Editorial Trillas.

Castanyer, O. (2012) La asertividad: expresión de una sana autoestima. España, Editorial Desclée de Brouwer.

Psic. David Arrieta

darrietat@icloud.com

Terapeuta Familiar

Instructor de Capacitación y Asesor en tecnología educativa

RED Larousse

Conductor de Aprendiendo en familia

Lunes a domingo 15:00 hrs

www.hombrenuevo.mx

#comunicaciónenfamilia

22 vistas

Grupo Encuentros /  21 631496  contacto@revistaencuentros.com.mx

Política de Privacidad

2020 © Todos los Derechos Reservados de Grupo Encuentros

Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.