Rutas nacionales de vino y sabor


Llega septiembre y con él, una nueva oportunidad para vivir y gozar el país, y celebrarlo a través de sus vinos.

Una forma maravillosa de celebrar las fiestas patrias es a través de los vinos mexicanos. Por su sabor y tradición, y en combinación con nuestra exquisita gastronomía, representan una atractiva elección para realizar un viaje lleno de satisfacción para el paladar.

En nuestro país existe una diversidad de opciones para disfrutar de una experiencia enoturística, que es el turismo orientado al conocimiento y degustación del vino. Sin duda alguna, Querétaro se erige como uno de los máximos representantes en este ámbito, a pesar de su clima semidesértico, magnífico para la producción de vinos de mesa. Además, 90% de los vinos espumosos de México son de esta región, la cual está llena de fincas, viñedos y restaurantes que embellecen el paisaje y decoran de fiesta y alegría a Tequisquiapan y Bernal, que con sus deliciosos quesos nos brindan un maridaje que no nos podemos perder.

Una segunda ruta vinícola es Baja California, el destino más popular, donde se encuentran los valles de Guadalupe y Calafia, entre otros. Los vinos de cepas de Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Merlot y algunos más han sido reconocidos entre los mejores del mundo. Aquí se produce 70% de los vinos mexicanos y los viñedos invitan a largas caminatas que nos dejan recuerdos inolvidables con aroma y gusto de uva.

Otra ruta con sabor a vino y cultura es Coahuila, cuna de la producción vinícola en América Latina. Desde 1597 se estableció en Parras una hacienda productora, ya que ésta es la región principal del cultivo de la vid, seguida de Saltillo y Arteaga. Las cepas son blancas y tintas, y llenan de color y encanto los recorridos por los viñedos y la fábricas, en las que además de conocer la producción y técnicas para la cata y conservación, es posible disfrutar del esplendor culinario que hace de ésta una experiencia memorable.

Finalmente, Guanajuato y Aguascalientes nos obsequian la oportunidad de disfrutar de excepcionales vinos. Estas zonas se encuentran en crecimiento y en Aguascalientes destacan Calvillo y Paredón, con sus vinos blancos como French Colombard y Muscat Blanc, y tintos como Ruby cabernet y Merlot, entre otros, que se sugiere acompañar con comida deliciosa en la zona de manantiales. Guanajuato, por su parte, nos ofrece a San Miguel de Allende, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, con gran riqueza cultural y en donde inicia el Circuito del Vino, continúa en Dolores Hidalgo y termina en Guanajuato.

Cualquiera de estas rutas hará de tu viaje un destino encantador lleno de vino y sabor.

Doctora en Historia del arte y chef

contacto@grupoencuentros.mx

#vinosmexicanos #gastronomía #ElisaGonzález #merlot

23 vistas

Grupo Encuentros /  21 631496  contacto@revistaencuentros.com.mx

Política de Privacidad

2020 © Todos los Derechos Reservados de Grupo Encuentros

Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.